• Views60085
  • Likes0
  • Puntuación12345

Córdoba, 2 julio.- El encuentro tuvo lugar en el día de ayer en la sede de ATA en Córdoba y su objeto fue analizar la futura Ley de Emprendimiento andaluza, una norma que aún no ha iniciado su trámite parlamentario, pero que requiere, según ambas formaciones, que incluya una serie de aspectos primordiales durante ese proceso. Uno de ellos es, según expuso el presidente de ATA-Andalucía, Rafael Amor, que la norma incluya “medidas concretas”. “No nos gusta del todo”, reconoció, al tiempo que señaló que la asociación de autónomos se va a comprometer “a trabajar” para intentar que esta ley se centre en necesidades concretas de los emprendedores, como bonificaciones o complementos, con los que cuentan leyes similares en la Comunidad de Madrid o Murcia. Otro de los aspectos que echa en falta ATA en esta ley de la Junta es que tampoco “recoge a la gran parte de los emprendedores -el 78%-, porque no recoge un capítulo específico sobre el empresario individual, que es una de las demandas que se están haciendo desde ATA” y señaló que, además, “no tiene un capítulo especial a la financiación”.

Por su parte, el portavoz de Empleo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Carlos Hernández, incidió igualmente en que la ley andaluza del Fomento del Emprendimiento  “no contempla medidas concretas” y señaló que será en septiembre cuando den comienzo las negociaciones, en las que confían en poder incorporar sus propuestas. “La mayor parte del emprendimiento” en Andalucía corresponde a los autónomos, que sustentan la mayor parte del tejido productivo andaluz”, incidió.

En contraposición a esta norma, tanto desde ATA como desde la formación naranja aludieron a la nueva Ley de Autónomos, aprobada en el Congreso de los Diputados. Así, Amor recordó que esta norma amplía la tarifa plana de 50 euros a un año de actividad; Otra de las medidas que destacó es que la citada norma permite que el autónomo podrá cambiar su base de cotización hasta cuatro veces en el mismo año para poder adecuarla mejor a sus ingresos. La norma, además, permitirá que los autónomos podrán de alta y baja en el Régimen Especial (RETA) hasta tres veces al año y pagar por los períodos efectivamente trabajados y establece desgravaciones de hasta 26,67 euros diarios por los gastos de manutención que podrían ascender hasta los 48 euros en el caso de que el trabajador esté en el extranjero.